¿Aumentará el valor de Apple gracias a la tecnología Apple Car?

No cabe duda de que cada vez que Apple presenta un nuevo invento en el mercado las acciones de la compañía suelen subir como la espuma, puesto que se trata de dispositivos mejorados que van a ser muy demandados por los usuarios.

Ya sabemos que Apple es una empresa puntera en el sector de las tecnologías, pero ahora también se está introduciendo en un campo todavía no explorado por ellos: el de los automóviles. La compañía estadounidense no solo se va a dedicar a fabricar teléfonos inteligentes, ahora también hará lo mismo con los coches.

De aquí en adelante cada vez más será habitual escuchar hablar del Apple Car. Y es posible que estemos preparándonos ante otro de los momentos de mayor auge para las acciones de Apple, que podrían generar ingresos de primera categoría si reinventan la forma de vivir de los ciudadanos como en el pasado lo hicieron con el iPhone y el iPad.

Un nuevo terreno para Apple

La noticia de la expansión de Apple a otros campos fuera del sector tecnológico, puede ser un jarro de agua fría para las principales compañías del sector, entre las que destaca General Motors. Esta última siempre se ha posicionado como una de las primeras compañías dentro de la industria automovilística, pero ahora las cifras que se están registrando no están demasiado a su favor.

coche autónomo de apple

Como ya hemos comentado, en el momento en el cual Apple se reinventa en un mercado, todas sus rivales comienzan a sufrir las consecuencias.

Porque al fin y al cabo, la empresa de la manzana no tarda en generar una cuota de mercado elevada que resta unidades vendidas a las demás marcas, incluso a las que llevan establecidas más tiempo.

Así, la multinacional estadounidense cuenta con una cuota de subida del 0,47%, mientras que por ejemplo General Motors tan solo dispone de un 0,14% más.

Teniendo en cuenta estos datos, con la llegada del Apple Car no es de extrañar que las acciones de Apple experimenten un aumento considerable, ya no solo por ser una de las compañías de mayor reputación del mundo, sino además porque el automóvil que ha fabricado es muy innovador, pudiendo desbancar a otros modelos que ya existen en el mercado.

A parte de todo esto, también hay que destacar que al igual que lo hace con el iPhone, seguro que con Apple Car tampoco llevará sus estrategias de ventas bajo un modelo de concesión. Al fin y al cabo, esta compañía siempre se ha caracterizado por controlar la experiencia de compra de sus clientes. Al eliminar este modelo de ventas, las otras empresas del sector tendrían una mayor desventaja competitiva.

Es cierto que en muchas regiones de Estados Unidos la venta directa a clientes está totalmente prohibida, pero no es la primera vez que se habla de reformas dentro de la normativa vigente. Muchos expertos comentan que si se han podido hacer cambios en la mismísima Constitución no es descabellado que la legislación que regula esta industria también pueda verse modificada.

En cualquier caso, teniendo en cuenta las nuevas tendencias que está tomando el mercado automovilístico todo apunta a que en un futuro los concesionarios podrían llegar a desaparecer. Entre otras cosas porque el modelo tradicional de venta de coches se está viendo afectado económicamente por la inclusión en la industria de los coches eléctricos.

La apuesta por el coche eléctrico

Apple combina dos avances en su propio proyecto de automóvil. Por un lado la inteligencia de un vehículo autónomo que pueda conducir por el usuario. Por otro lado, el sistema de motor eléctrico que cada vez tiene más apoyo en el mundo entero.

coches electricos

Con la expansión de los coches autónomos también se espera que haya cambios drásticos en el proceso de compra-venta por parte de los concesionarios, dado que se espera que Apple cada vez venda más coches a negocios y menos a usuarios. Por otro lado, si Apple monopoliza en cierta medida la venta y la experiencia de compra de sus vehículos, sin duda habrá cambios.

Lo que queremos decir con esto es que una buena parte de la economía de los concesionarios se sustenta a partir del arreglo de automóviles o de la venta de piezas específicas, además de las compras propias que se hacen de los vehículos.

Sin embargo, con estos nuevos vehículos de Apple, el futuro de estos comercios va a experimentar un cambio negativo, ya que este tipo de automóviles no necesitan tantas reparaciones y los componentes los gestionarán los propios fabricantes, como Apple.

Para que nos hagamos una idea, la gran mayoría de vehículos eléctricos tienen muy pocas partes móviles, por lo que los casos que se pueden dar de rotura de algunas piezas son escasos.

Además, dentro de este escenario los expertos aseguran que los coches eléctricos se asemejan bastante a los smartphones, sobre todo en relación con el precio. Los especialistas comentan que en un principio con la llegada de los primeros smartphones, el mercado se revolucionó por completo y las piezas con las que se fabricaban estos teléfonos inteligentes eran bastante caras.

La clave está en la reducción de los costes

También aquí se ha hablado de los costes elevados que tenían, por aquel entonces, los arreglos de estos aparatos. Pero con el tiempo todo fue ajustándose y reduciendo sus valores de venta. Algo parecido va a ocurrir con los coches eléctricos y autónomos como el Apple Car, ya que aunque en la actualidad sea algo totalmente innovador, a la larga las pocas piezas que los componen y las pequeñas reparaciones que se les van a hacer terminarán siendo estandarizadas.

Dentro de este contexto Apple está irrumpiendo con fuerza, ya que ha presentado un nuevo coche eléctrico y autónomo muy asequible para el consumidor. Esta compañía se lo puede permitir, ya que cuenta con la mejor de las tecnologías para crear un software adecuado con el que se pueda diseñar su coche. Entre otras cosas, hay que destacar que Apple posee un gran número de tiendas repartidas por todo el mundo, así como recursos ilimitados para poder fabricar este tipo de vehículos.

Con todo ello no es de extrañar que las acciones de Apple experimenten una subida debido a la creación de este tipo de coche, a pesar de que otras compañías del sector han respondido a la situación presentando otros modelos al mercado.

Así que tal y como ocurrió hace años con la expansión del iPhone y el iPad, es posible que nos encontremos ante otro punto de inflexión para el valor de Apple en Bolsa. Si tenemos acciones o si pensamos hacernos con ellas, deberíamos actuar cuanto antes.

Leave a Reply