Brexit: Perspectivas positivas que no disipan la inestabilidad

Los poderes políticos se están preparando para las conversaciones decisivas del Brexit, en un momento en el que la economía británica ha recuperado la estabilidad y fiabilidad que había echado en falta en los últimos años.

Duarante los últimos meses nos hemos dedicado a analizar la situación económica del país británico y nos hemos dado cuenta que la inflación está cerca de alcanzar su pico más alto y que la tasa de desempleo es la más baja desde los años 70. Sin embargo existe cierto temor a que el Brexit acabe por descarrilar a una economía que parece estabilizada tas muchos años complicados.

Londres

Las últimas cifras de la inflación despistaron a muchos de los economistas, ya que en junio hubo una caída inesperada que parece que ya ha repuntado durante los meses estivales. Pese a que todos son buenas noticias, parece que el Brexit le genera mucha incertidumbre a las clases políticas, replanteándose un año después del referéndum su verdadera conveniencia.

Todo un experto en economía como es Andrew Sentance (Ex miemebro del Comite de Política Monetaria del Reino Unido) afirma que Gran Bretaña no sigue los mismos niveles de crecimiento que se están dando en otros países del continente, afirmo el ahora asesor de Price Waterhouse Coopers.

El PIB de la zona euro aumentó un 0,6% en los tres meses anteriores a junio, dos veces más rápido que el crecimiento que se dio en el Reino Unido. Sobre la base anual, la zona euro se expandió un 2,3% durante el trimestre, mientras que el Reino Unido se quedó en 1,7%.

Para medir el impacto del voto del Brexit sobre una base mensual, nos hemos basado en ocho indicadores económicos, junto con el valor de la libra y el del FTSE.

La posición comercial de Gran Bretaña con el resto del mundo se vio muy empeorada en los últimos meses, ya que son muchos los países que buscan mercados aleatorios para importar productos, abandonar la Unión Europea supone pagar una serie de aranceles que acaban por encarecer el producto.

Otro aspecto a tener en cuenta, es que Estados Unidos no quiere romper todos los lazos con la Unión Europea pese al Brexit. A través de unos documentos que han publicado durante lajornada de hoy, el Reino Unido ha afirmado que está dispuesto a dejar la puerta abierta a que en materia jurídica sigan bajo el control del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, lo que supondría que el país británico seguiría regulado por el sistema legislativo del viejo continente en aspectos internacionales.

En lo referente a la moneda, la libra parece no haber aceptado el Brexit, los números hablan por sí solos y es que la moneda británica se ha devaluado hasta alcanzar unos mínimos que no registraba desde el 2009. Desde el referendum la moneda británica ha reducido su valor en un 15% según los analistas.

 

Leave a Reply