China frena las inversiones en el extranjero

Beijing impone restricciones para tratar de frenar la gran cantidad de inversiones por parte de empresas chinar en el extranjero.

Como consecuencia del aumento de la deuda de las empresas nacionales en los últimos meses, el gobierno de China ha pedido a las empresas que limiten el número de inversiones. Gran parte de las operaciones se realizaban en clubs de fútbol o en empresas relacionados con el mundo de la cultura.

Esta restricción viene después de que se realizase un gran número de inversiones con capital chino, especialmente sonado ha sido la adquisición de Legendary Entairnenemte, empresa creadora del videojuego Warcraft y también la compra de dos clubs de fútbol, el Aston Villa y el Southampton.

Yen

Dichas medidas fueron anunciadas el pasado viernes mediante un comunicado que publicó el gobierno chino. Esta semana el Fondo Monetario Internacional, advirtió que las inversiones china podría acabar siendo peligrosas, ya que el país no está pasando por la mejor situación financiera.

Desde China consideran que la inversión extranjera siempre es positiva, pero también recomiendan que se piense mucho antes de llevarlas a cabo, ya que en una situación económica un tanto complicada, puede acabar quebrando a las empresas.

De esta forma el gobierno chino trata de incentivar una política expansiva razonada y bien estudiada para evitar más problemas financieros. En dicho documento se especifica que se limiten las inversiones en hoteles, cine, industria del entretenimiento, inmobiliarias y clubs deportivos. Han hecho especial hincapié en el tema de los hoteles, ya que han terminado arrastrando a la quiebra a varias empresas.

Uno de los mayores holdings empresariales de China, Wanda Group, cedió a la presión que sufrió por parte del gobierno cuando rechazó la compra de la empresa Dick Clark. En 2016 Wanda compró Legendary Entairnament, convirtiéndose en el operador de cine más grande del mundo, después de haber adquirido en 2012 la audiovisual estadounidense AMC.

Wanda

Al mismo tiempo el documento anima a las empresas a invertir dinero en el proyecto Belt and Road, la iniciativa de política exterior del gobierno chino que tiene como objetivo que las empresas del país participen en la construcción de infraestructuras como autopistas, puentes etc.

El gobierno chino tiene como objetivo duplicar el tamaño de la economía del país entre 2010 y 2020, para ello es necesario aumentar la deuda y un gran número de ayudas por parte del sector financiero. Desde el comienzo de la crisis económica su deuda se ha multiplicado por cuatro.

El presidente Xi continua con su fuerte apuestas por seguir controlando las principales empresas nacionales que forman parte del gobierno, las cuales considera fundamentales para el desarrollo de la economía del país.

Leave a Reply