El dólar finalizó la semana en mínimos y registrando más pérdidas

Septiembre es tradicionalmente un mes activo en el mercado de divisas, ya que los inversores vuelven de sus vacaciones y están listos para cerrar el año con nuevas inversiones y operaciones.

La semana pasada vimos cómo las divisas alcanzaron nuevos máximos interanuales y estos movimientos les dan a los inversores una idea de las salvajes oscilaciones que se pueden dar este mes.

El dólar estadounidense cayó en picado como consecuencia del endurecimiento de la política monetaria de la Reserva Federal, que está encontrando cada vez más razones para mantener las tasas de interés sin cambios en diciembre. Con el huracán Harvey y ahora el huracán Irma, el dólar se ha depreciado frente a las principales divisas.

El par USD/JPY alcanzó los 109 y 108 puntos, consiguiendo máximos cerca de los 107.32 el viernes. Al principio de la semana hablamos de como Harvey, Corea del Norte y el techo de deuda podrían representar una amenaza para el dólar, viendo su devaluación, la Casa Blanca y el Congreso llegaron a un acuerdo para extender el techo de deuda por 3 meses, al mismo tiempo que China endureció las condiciones de la deuda con Corea del Norte.

Whitehouse

Más allá de los informes que aseguran que están cerrando sus fronteras, la Casa Blanca dijo que la acción militar no es su primera opción, ya que los presidentes Trump y Xi se han comprometido a tomar nuevas medidas con el objetivo de lograr la desnuclearización en la península de Corea.

Ninguno de estos problemas ha desaparecido, pero al menos no han aumentado en la última semana. Los inversores son conscientes de que el conflicto con Corea del Norte se puede avivar en cualquier momento, a la vez que el techo de la deuda se convertirá en un problema a finales de año.

Asimismo, el dólar americano también ha seguido de cerca el rendimiento del Tesoro a 10 años, que cayó a su nivel más bajo en 10 meses. Aunque los presidentes de la Fed, Dudley y Mester, siguen siendo optimistas, los economistas e inversores se han resignado a esperar un mes de informes económicos más débiles mientras observan la rapidez con que se recupera la actividad en estas áreas.

Esta incertidumbre significa que es poco probable que el Banco Central de muchas pistas sobre el calendario de las subidas de tipos de interés después de que se realicen cambios en el balance a finales de este mes.

La renuncia del vicepresidente de la Reserva Federal, Fischer, es digno de destacar porque no sólo es uno de los principales arquitectos de la política monetaria estadounidense, sino que su salida le da al presidente Trump la oportunidad de remodelar por completo la Reserva Federal, ya que ahora habrá 4 asientos vacíos en la junta directiva.

Por todas estas razones esperamos que el dólar se mantenga bajo presión con el par USD/JPY con un movimiento por debajo de los 106 puntos.

Dos informes económicos muy importantes – los precios al consumidor y las ventas al por menor de los EE. UU. – se publicarán en la próxima semana y desafortunadamente creemos que estos informes perjudicarán más que ayudarán al dólar estadounidense.

Yen

Tras alcanzar un máximo de casi 3 años, justo por debajo de los 1,21 dólares, el viernes, el euro avanzó con fuerza, después de que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dejara claro que no se trata de “si”, sino de “cuándo” comenzarán a disminuir las compras de activos.

Aunque el BCE no anunció una reducción en las compras de activos este mes, Draghi señaló que tiene suficiente confianza para tomar una decisión en octubre sobre diciembre. El banco central también elevó su pronóstico del PIB para 2017 del 1,9% al 2,2%, que sería el mayor ritmo de crecimiento desde 2007.

Mientras que redujeron su pronóstico de inflación para 2018, la caída del 0,1% fue pequeña y dejaron su pronóstico para 2017 sin cambios.

Draghi también analizó la situación del euro, con una serie de comentarios bastante positivos, básicamente dijo que “El tipo de cambio no es un objetivo político, pero que, dado que es importante para el crecimiento y la inflación, deben tenerlo en cuenta en sus decisiones”.

Leave a Reply